jueves, 17 de junio de 2010

Regreso vencida


Regreso vencida de una batalla no buscada, partí sin armas, con armadura ligera no destinada a cruel combate. No intuía peligro, era una situación que parecía festiva hasta que (con infinita pena) descubrí que no iba de paz, ni de actitudes generosas que buscan evitar sufrimientos gratuitos.


Intentaron tenerme como aliada con argumentos que consideraron convincentes en base al “ojo por ojo”.No se puede perdonar a quien no lo merece dijeron, y no importa que esto te cause dolor porque no se trata de tu batalla pero aún así debes elegir bando y al preguntar qué parte del corazón debía arrancar no quisieron darse cuenta de que me estaban poniendo al pie de los caballos y todo ello por una batalla que no puedo hacer mía ¿Cómo decantarme entre dos bandos que dentro de mi son solo uno? ¿Puede negarse el perdón?

A mi vez utilice las armas que en ese momento llevaba: abogue por conciliar, por aunar posturas encontradas, por coger una mano que por fin se tendía, defendí la generosidad ante la creencia de que nadie debería considerarse tan perfecto como para tirar la primera piedra, no quería juzgar y mucho menos condenar.

Regreso vencida, mi ropa hecha jirones y mi frágil armadura resquebrajada.

La contemplo y aún deteriorada no quiero renunciar a ella porque esa debe de ser mi victoria. No quiero que me defienda me basta con que me proteja de unirme a batallas que tienen un fondo mezquino preñado de vilezas. No pido justicia sería demasiado ambicioso por mi parte.

Abandono estandartes queridos que algún día (espero que no muy lejano) volveré a blandir con orgullo porque llevan mis colores.

Es hora de retirarse y de lavar y desinfectar heridas. Debo bruñir mi ligera armadura para que, de nuevo, luzca hermosa sin que queden rastros de odio, rencor o ansia de venganza.

5 comentarios:

Benchijiguaagando dijo...

Buena reflexión, la tuya. Me ha gustado mucho esas palabras que emergen del alma.
Es hora de retirarse y de lavar y desinfectar heridas" grandioso.
besos grandes

Wendy dijo...

Benchi, gracias por tu cariñoso comentario.
Besos

Ye. dijo...

El odio y el rencor, y de esto sé mucho, nos ensucian el alma..así que...limpieza^^

Wendy dijo...

Ye, será lo mejor. Besos

Rosana dijo...

Qué bonita descripción de una pelea!!!! Me ha encantado! Escribes genial.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...