sábado, 23 de febrero de 2013

Las fabulas de Mariquita Nice



Mentiras




Una ola de frío azotaba el poblado de nuestras queridas mariquitas pero no se amilanaban y no dudaban en lucir abrigos de plumas sobre sus moteados vestidos así como estilosas bufandas alrededor de sus gráciles cuellos.

Mariquita Nice salió de su árbol home a primera hora de la tarde dispuesta a dar un paseo aprovechando la tibieza del sol invernal. Se detuvo frente a la puerta del árbol home de Mariquita Pretty. Su amiga estaba sentada en el banco del jardín con aire pensativo y consternado. Tan abstraída estaba que no se percató de su presencia. Mariquita Nice se sentó a su lado.


Mariquita Nice: - ¿Qué haces aquí sentada? Vas a quedarte helada. Pareces estar preocupada.

Mariquita Pretty: - ¡Hola! No tengo un buen día. Me siento engañada.

Mariquita Nice: - ¿Quién te ha engañado?

Mariquita Pretty: - No sabría decirte. Nos engañaron a todos cuando éramos pequeños. No estoy segura de si achacar el engaño a nuestros mayores o a la vida.

Mariquita Nice miró a su amiga con preocupación. ¿Qué le estaría rondando por las antenas? Algo serio debería de ser para tenerla tan atribulada. Su carácter era alegre y positivo y no era frecuente verla en tal estado de melancolía.





Mariquita Nice: - Lo que dices es muy difuso, concreta un poco más y dime en qué consiste ese engaño.

Mariquita Pretty: - No quiero apenarte con estas sensaciones mías.

Mariquita Nice: - Para eso estamos las amigas. Lo hablamos y buscamos una solución entre las dos. ¿Te parece bien?

Mariquita Nice: - Si insistes te lo cuento pero ya te adelanto que no tiene solución.

Cuando éramos pequeñas nos decían que cuando fuésemos mayores lo sabríamos todo y que para eso teníamos que estudiar mucho. Estudiamos y aprendimos muchas cosas. Nos hemos hecho mayores y cada vez sabemos menos de la vida, lo que aprendimos en los libros de texto no sirve para la vida real salvo en muy contadas ocasiones.  No hay teoremas que sean fiables y sirvan para decidir sobre cuestiones complejas y delicadas. Hemos de decidir solas como adultos responsables y asumir las consecuencias de nuestros actos sin guías, sin ayuda.



Mariquita Nice miró a su amiga consternada y jugueteo nerviosamente con los extremos de su bufanda antes de responder:

- Así es, querida. Ya somos adultas y hemos de actuar como tales, lo que hemos aprendido estudiando nos ha proporcionado una formación y en base a ella y a nuestras vivencias debemos afrontar las dificultades de la vida de la mejor manera posible. Nada nos garantizará que no vayamos a equivocarnos. Con esos errores aprenderemos, seguramente será doloroso la mayor parte de las veces. Me temo que en eso consiste la vida.

Mariquita Pretty se levanto enfadada y mirando a su amiga dijo con lágrimas en los ojos:

- ¿Por qué nos engañaron? ¿Por qué nos hicieron creer que al ser adultas seriamos sabias? No es justo. Cada día me siento más tonta, con más inseguridades, con más dudas.

- No es justo, no es justo… Iba diciendo mientras se alejaba envuelta en su rabia y su dolor.

Mariquita Nice decidió no seguirla. Se daba cuenta de que su amiga se hacía adulta y de que en ese proceso no solo se encontraban rosas por los caminos.

Se levanto a su vez y continuo con su paseo cabizbaja mientras pensaba:

- ¡Mierda! Es verdad. Nos engañaron.



18 comentarios:

chema dijo...

wendy, muy bonita entrada. me he acordado de la letra de la canción 'second wind' de billy joel, en la que decía "you'll learn more from your accidentes than anything you could ever learn at school". es decir, que son los errores de la vida los que nos enseñan. quizá lo peor es que esa sabiduría o madurez a veces llega a destiempo. si volviéramos a la universidad o a nuestros trabajos con lo que sabemos ahora...
besos!!

La Dame Masquée dijo...

Bueno, tal vez la verdad no hubiera ayudado mucho en el proceso, madame. También hay que aprender a enfrentarse a la mentira!

Buenas noches

Bisous

ILONA dijo...

Veo a mis hijos atravesar la difícil adolescencia, a veces confusos, a veces asustados. Me gustaría decirles que cuando sean mayores todas esas sensaciones desaparecerán, pero prefiero no mentirles.

Wendy, un placer volver a leerte, un beso.

Abuela Ciber dijo...

El madurar trae estos sentires al tapete.
No creo que nos engañaran, era su amor por el mejoramiento del mundo que hacia que nuestros padres nos desearan lo mejor.

Fue gratisimo visitarte y leerte.

Cariños

MODA EN PLANETA MUJER Roos dijo...

Hola Wen!!! Muchas gracias por el enlace, te cuento que ya me inscribí en el curso, a ver si aprendo algo, jaja!
Con respecto a tu entrada, me encantó, me hizo acordar a un viejito de 90 años que conocimos en el hotel cuando nos fuimos de luna de miel con mi marido y nos dijo: "Todos los días se aprende algo nuevo" ja, a los 90 años!!!
Lástima que a veces sea tan doloroso. Pero bueno...disfrutemos de lo bueno y aprendamos cuando nos damos la cabeza contra la pared, que la mía es dura por suerte!!!
Que tengas un hermoso finde preciosa!!!
Roos

Aglaia Callia dijo...

Qué bonito relato, Wen, me ha gustado mucho, me ha hecho pensar en que todos, en teoría, aprendemos con la experiencia, pero en realidad nunca dejamos de madurar y de descubrir nuevas cosas; todo se sigue aprendiendo, lo bueno y lo malo.

Besos.

Katy Sánchez dijo...

Muy bien contada la historia. Nos engañaron solo parte. ôrque los sueños de los padre es soñar un futuro mejor para los hijos, y asi se van pasando el testigo a las siguientes generaciones.
Todos tenemos a veces esa sensación que pones en boca de Mariquita Pretty. El furturo siempre es incierto
Nunca me ha gustado el mundo de los mayores, por eso dentro de mi conservo a esa niña que se ha negado a crecer.
Bss

Princesa Nadie dijo...

Me siento como Mariquita Pretty ,muy engañada. Al hacernos adultas todose vuelve tan difícil y complicado...
Besos
¡ Que alegria de verte tan pronto de nuevo!

Tracy dijo...

El relato es bonito pero las imágenes no se quedan atrás.

Citu dijo...

Un poco creo que Mariquita pretty tiene razón, pero por el otro lado no. Cada conocimiento y vivencia te aunque sea amargo te enseña algo y te hace mas sabia. Un beso y te me cuidas mucho

Manuel López Paz dijo...

A mis hijos les digo que en la vida, para les vaya mejor hay que aprender todo lo que se pueda. En eso consiste la vida, en un eterno aprender más siempre.

Besote guapa

mientrasleo dijo...

Huy, pero que preciosidad!!!
Ya se yo a quien se lo voy a leer que le va a encantar!!
Besos

Anakonda61 dijo...

Holaaaaa Wen...yupiiiiii, pero que ilusión que estés de vuelta...bieennn Neni como te echaba de menos, espero que el parón te haya servido para renovar fuerzas...a veces es tan necesario!!!
menuda reflexión...jajaja!!! veo que regresas con fuerza...pero no creo que nos hayan engañado, sólo que nadie tiene todas las respuestas a las preguntas que la vida nos va planteando...además si comparto la idea de que a más camino andas más preguntas surgen...
en fin preciosa...te mando un gran beso y ¡¡ nos vemos por el mundo blogueril!!!

My favorites things dijo...

Hola Wen: Me ha encantado! Creo que el proceso de crecimiento y maduración, varía y tiene su tiempo y nunca termina...Por ahí leí lo de un señor de 90 años, pues bien el ser humano tiene la capacidad de aprender todos los días pues en realidad más allá de la edad que tengamos no sabemos nada!
Bueno es hermoso el poder aprender de las mariquitas y sus reflexiones y vivencias ;)
Besitos =)

CarmenBéjar dijo...

La vida es tan compleja que sólo podemos llegar a vislumbrar el modo de entenderla observando y utilizando el método, nos guste o no, de prueba y error, de experiencia positiva y negativa, aprendiendo de los errores y los aciertos un poco, paseándola sin descanso, sin detenernos. Sólo así se logra entenderla un poco, un poco tan solo.
Un besito

Raquel Campos dijo...

De la vida aprendemos lo bueno y lo malo y la madurez conlleva esos cambios que a veces no sabemos muy bien como encajar. La experiencia nos hace darnos cuenta de algunas cosas, pero es un proceso que nunca acaba.
Muy bonito el relato y con muchas moraleja.

Un beso muy fuerte!!

Luciana dijo...

No sabés lo que me recordaste con tu historia la novela que estaba leyendo!
Besos.

Cari Jiménez dijo...

¡Fantástica como siempre tu doble juego! Bss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...