sábado, 3 de julio de 2010

La muerte de Emma Bovary.



"Emma, efectivamente, paseaba la mirada despacio en torno suyo, como quien se está despertando de un sueño. Pidió con voz bien inteligible que le trajeran un espejo y estuvo un rato con el rostro inclinado sobre él, hasta que empezaron a brotarle de los ojos  unos gruesos lagrimones. Entonces echó la cabeza para atrás y la dejó caer sobre la almohada lanzando un gran suspiro.
A partir de entonces, el pecho se le empezó alborotar en un estertor galopante. Se le salió toda la lengua fuera de la boca y sus ojos daban vueltas y palidecían como dos globos de luz apunto de apagarse, hasta el punto de que se la hubiera creído ya difunta, a no ser por el veloz y horrible movimiento de las costillas que subían y bajaban en furioso jadeo, como sí el alma estuviese dando brincos para tratar de desligarse.....
....De forma intempestiva se oyó sobre la acera de la calle un arrastrar de zuecos acompañado con el golpeteo de un bastón y subió hasta ellos una voz ronca que cantaba:

A veces un buen día el calor
a una niña hace soñar de amor.

Emma se incorporó como un cadáver galvanizado, con todo el pelo suelto y las pupilas inmóviles, abiertas de par en par.

Para coger diligente
las espigas con la hoz
ni Nanette se va inclinando
hacía el surco que se las dio.

-El ciego- gritó Emma.
y se echó a reír con una carcajada feroz, frenética, desesperada. Le parecía ver la cara de aquél desgraciado, irguiendose de entre las tinieblas eternas, como un espantajo.

Ese día el viento soplaba
y las faldas le llevaba.

Una convulsión nueva vino a derribarla sobre el colchón. Todos se acercaron. Había dejado de existir.



Ojeando entre mis libros tropiezo con Madame Bovary de G Flaubert y pienso en Emma Bovary, una mujer provinciana que no quiso ocupar el lugar que le correspondía, insaciable en sus quimeras amorosas, sociales, económicas, luchó por ellas sin descanso lo que la llevó a endeudarse de tal forma que no supo encontrar otra salida que poner fin a su vida envenenándose con arsénico y aquí es donde me sorprende: ella que siempre buscaba el lujo, el glamour, la belleza, lo sublime, sin embargo utilizó arsénico para suicidarse. Quizás  ignorase que éste veneno provoca una muerte verdaderamente espantosa.
Me conmueve esta mujer que teniéndolo todo no supo disfrutar de nada y que terminó tan torpemente con su vida.
Esta novela fué considerada muy escandalosa en su época llevando a su autor ante los Tribunales que le acusaron de inmoral y quisieron saber quien era aquella señora tan adúltera. Flaubert respondió con una frase que sorprende: "Madame Bovary soy yo". El biógrafo del escritor niega que la hubiese pronunciado o escrito.


17 comentarios:

Benchijiguaagando dijo...

Me encanta lo que has escrito..
besos perfumados para ti, solo para ti, bonita

Wendy dijo...

Encantadora Benchi .

Ye. dijo...

mmmmmmmmm interesante...

me encanta esto "A veces un buen día el calor
a una niña hace soñar de amor."

Desclasado dijo...

Está claro que eres una romántica.

Wendy dijo...

Si Ye soñar es "divine" aunque sí es con un poquito menos de calor no está tampoco mal.
Besitos.

Wendy dijo...

¿Romantica yo? no se, no se..Descla, quizás sea depravada como Emma Bovary y nunca me decantaría por el arsénico.

Desclasado dijo...

Por "romántica" no me he referido a niñas tontas que suspiran por cantantes adolescentes, me refería al sentido clásico del término.
La atracción por historias desgarradas con desenlaces trágicos, es constante en la literatura romántica. (Insisto: nada qué ver con las pavadas).
A mí también me gustan esas historias, no te he dicho nada feo, jajajaja.

Wendy dijo...

Lo había entendido Descla, tan solo bromeaba, es cierto me gustan las historias intensas y los personajes polémicos pero es secreto así que no se lo cuentes a nadie.

Ye. dijo...

nooo wendy, en el fondo no me mola nada q me copien o que se inspiren en cosas mías jajajaja me agobiaa...pero tengo q aparentar que soy una creida ,. jajajajaa

Desde my ventana dijo...

Siempre ha sido una de mis favoritas,
Bss

Desclasado dijo...

Ah, ok, no te había pillado la broma porque se suele confundir romanticismo con ñoñería.
Un beso.

Wendy dijo...

Cecilia veo que coincidimos en lectutas.

La sonrisa de Hiperión dijo...

dobre sentido eh?

jajaja


Saludos y un abrazo.

abril en paris dijo...

SE puede entender que habia algo mas que solo frivolidad en la vida de Emma Bovary..insastisfaccion, deseos reprimidos y una moral rigida que " encerraba" a las mujeres en un papel que no todas estaban dispuestas aceptar de buen grado. Ella se las saltó todas y de alguna forma pago por todas sus decisiones equivocadas. Lo triste es que no parece que fuera feliz "poniendose el mundo por montera "... Si eres " mala" al menos disfruta ja ja..
( Y eso tambien va por ti ):-))
Una lectura muy interesante desde luego.

Un abrazo.

Wendy dijo...

Estoy de acuerdo Abril, la moral ha sído siempre más rígida para las mujeres, ella la desafió y desde luego pagó un alto precio.
El disfrute va muy en consonancia con la moralidad de cada uno, todos tenemos límites, más rígidos unos, más laxos otros y en función de ellos nos perimitimos disfrutar más o menos.
me alegra verte por aquí, eres bienvenida.

Rosana dijo...

Me regalaron la novela hace tiempo y aún no me he animado a leerla por miedo a pasarlo mal. No me gusta leer cosas tristes durante mucho tiempo. Me influyen inevitablemente y lo paso mal. Y paso. Es triste??
besos!

Wendy dijo...

Rosana, no se puede decir que sea una historia feliz, pero ánimo mujer, es buena literatura, te gustaría.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...