domingo, 24 de junio de 2012

En busca de Alba II





Alba marcó el número de Daniel y la respuesta fue inmediata:

-      ¡Hola, Alba! ¿Dónde te habías metido?, te he estado llamando toda la tarde, me hubiese gustado verte y quizás un cine y unas tapas...
-     
- Lo siento, Dani, acabo de llegar y precisamente vengo del cine, pensaba que tendrías otros planes. ¡Por cierto! Me han regalado una muñeca de trapo.
-  
- ¡Una muñeca!- dijo Daniel ¿Acaso has ligado o se trata de un antiguo pretendiente?
-      
- -Ni lo uno ni lo otro, creo que se ha sido una especie de intercambio.

  Daniel era consciente del encanto de su amiga y recordó otras situaciones peculiares en las que se había visto envuelta sin pretenderlo como cuando un chico argentino cogió el mismo autobús que ella para abordarla en la puerta de su casa, quiso saber donde vivía, aquello fue un autentico flechazo pero Alba no le prestó la menor atención aunque durante unos meses hablaron por teléfono.


-Alba, llevas aquí dos semanas y apenas nos hemos visto- dijo Daniel,         -estás muy esquiva. Vente a casa mañana y te prepararé una buena ensalada y esos espaguetis que tanto te gustan, tenemos mucho de  qué hablar, deja que te  ayude.

Alba se quedó pensativa unos instantes,  Daniel conocía los motivos por los que había regresado a su casa pero no los detalles, no quería pensar  porque le causaba un profundo dolor, todo era muy reciente estaba demasiado tierno y hablar de ello era como andar sobre aguas movedizas, cualquier paso mal dado la llevaría al fondo del pantano, no conseguía procesar los motivos que habían dado al traste con su matrimonio.

 -Está bien, Daniel, acepto tu invitación pero debes prometer que no me someterás a un tercer grado, dame tiempo, me apetece estar contigo, me haces sentir bien, siempre hemos sido uña y carne, confío en ti.
        -
 -Lo prometo, Alba- dijo Daniel en tono suave y cariñoso, tienes todo el tiempo del mundo, no me mueve la curiosidad, bien lo sabes, solo quiero estar seguro de que no me dejas al margen, lo estás pasando mal y no quiero que te sientas sola, no lo estás ¿ok? –Además-, añadió,  necesito consejo ¿crees que mi aspecto es  propio de un detective?

Alba se relajó y exclamó en tono más distendido: ¡Daniel! ¿Aún estamos con esas? Lo hemos hablado muchas veces, no necesitas un uniforme si lo utilizases todo el mundo te reconocería y dejarías de ser una sombra invisible que es lo que pretendes ¿no es así? Iré a tu casa mañana sobre las dos y media ¿te va bien? y espero conocer a tu compañero de piso, siento curiosidad por saber con quién te juntas.

-¡Oh, sí! Me había olvidado de Oscar, le diré que coma con nosotros, le he hablado mucho de ti y, también, está deseando conocerte. No hablemos más, mañana tenemos toda la tarde por delante, hasta mañana, Alba, intenta descasar ¡Bye!

-Hasta mañana, Dani.




Alba se quedó quieta y observó a su alrededor, su mirada se detuvo en el espejo que estaba al fondo del dormitorio, era un espejo antiguo y su luna estaba, prácticamente,  cubierta por fulares y collares, se lo regaló Pablo su marido un día de Reyes cuando eran novios, era delicado y no quiso que se estropease con  la mudanza así que lo dejó en casa de sus padres, le gustaba disfrutarlo cuando iba unos días de visitas además quedaba perfecto en aquella habitación, ahora le dolía su visión por eso lo cubrió utilizándolo a modo de perchero pero allí estaba y le traía añoranza de otros días más felices, una añoranza de la que no podía escapar por mucho que lo camuflase.

Se levanto de la cama con energía y se situó frente  al espejo, con un rápido movimiento de mano retiró los fulares que cayeron al suelo en un revoltijo de colores, la luna ,desnuda, le devolvió su imagen y se encontró con una desconocida, parecía la misma pero no se reconocía, se había cortado el pelo, era algo que solía hacer cuando las cosas iban mal, su mirada era lánguida, triste, había adelgazado considerablemente, no le encontraba gusto a la comida, agradecía estar en casa de sus padres porque no era capaz de cuidar de si misma, todos esos años que se iban por el desagüe, las ilusiones, los proyectos en común, todo lo que habían compartido. ¿Qué haría ahora? no tenía ni idea, se sentía vacía, insegura.




Le avergonzaba pensar que a sus casi cuarenta años se había dejado hacer sin oponer la mayor resistencia, su hermana fue a buscarla y la trajo de regreso a casa, no se sentía capaz de tomar decisiones, se fijó en la muñeca de trapo que le habían regalado un par de horas antes y que yacía sobre la cama con su pequeño vestido de flores, la cogió y sonrió.




42 comentarios:

chema dijo...

se está poniendo muy interesante, wendy. leí en un libro que el amor se encuentra en la misma zona del cerebro que el instinto de supervivencia, y por eso las cosas del amora se consideraban como algo de vida y muerte. desde que alguien que te gusta no te corresponda hasta la ruptura de un matrimonio.
lo de no someter a su amiga a un tercer grado me ha gustado. hay que dejar que cada uno se exprese a su ritmo. todos tenemos cosas en las que no queremos ahondar. alguien que afirme que no tiene nada que ocultar, o es muy arrogante o no sé...
besos!!

Anna Soler dijo...

Me encanta ¡Eres muy buena escribiendo!
Un besote

Aglaia Callia dijo...

No esperaba una continuación tan pronto, y me ha alegrado muchísimo leer, como te imaginas.

Alba me parece un personaje muy interesante, me gustan los que tienen sus propios demonios, que luchan contra ellos, dudan, se caen, se levantan, pero siguen, y ella me parece una de estas personas.

Tiene toda una historia, se ve, y seguro que tú nos la irás develando.

Esperaré con ansias lo que sigue, un abrazo inmenso.

Feliz domingo.

Manuel dijo...

Ya veremos como se desarrolla la comida entre los amigos, pero parece que Alba esta atormentada...muy atormentada...

Besote guapa

Roos dijo...

Uy que se está poniendo interesante esto!!! Esperemos que Alba logre reencontrarse a sí misma y volver a reconocerse en la paz de sus sentimientos. Ahora me dejas con la intriga de cuando conozca a Oscar, cómo le caerá, le afectará en su vida o será un insignificante más? Ay que me de dejas esperando Wen!!! jaja
Muy buen relato, felicitaciones!
Besito
Roos

Carmela dijo...

Tú historia me ha enganchado, así que me tendrás presta para seguir leyéndote.
Bueno, escribas lo que escribas, siempre me encanta venir, si.
Besos Wendy.

El Drac dijo...

Recién empecé a enterarme de la historia y me llevé una sorpresa cuando leí que Alba tenía cuarenta años, por su manera de actuar y pensar le echaba menos.

Un gran abrazo

Laura Uve dijo...

Yo también voy a la pelu cuando me siento mal... a veces hago cosas... en fin...

Sigueeeeee........ el relato está muyyy interesante.

Besitos!!

Jabonera dijo...

Ya estamos enganchados, me gusta el personaje de Alba,lo del corte de pelo cuando las cosas le van mal me recuerda a alguien. Un beso. Ana.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Qué bien va la historia, amiga, estoy enganchadísima... y conocer gente nueva le vendrá bien, muy bien... necesita reír ¿verdad? Bss

Raquel Campos dijo...

Me ha sorprendido la continuación!!
No me esperaba que Alba tuviera casi cuarenta...va muy interesante. A ver que le depara la vida y el amor...
Besos!!

Katy dijo...

Creo que la muñeca de trapos terminará escondiendo un secreto entre las dos:-) Su mirada dejará de estar triste estoy segura.
El relato engancha.
Bss Wendy y feliz semana

Tracy dijo...

Muy interesante también esta parte. ¿continuará?

Citu dijo...

Pobre Alba, me da penita que ella ha tenido que pasar por tanto y haber que ocurre cuando como con Daniel.

Tranquila mi Wendy que casi en la mayoría de países de América del sur están en invierno, pero como Mi Pais esta en plena mitad del mundo y estamos en en verano. Te mando un beso y espero que te me cuides mucho

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola, son las 3 de la madrugada, y no veas como me cuesta tener los ojos abiertos jaja!!no tengo cura.
Escribes muy bien, con soltura. Tus personajes son dinámicos, voy entrando en tu historia , pero cuando vuelva , ya no me acordaré de qué va. Amiga, te ruego que aceptes mi limitación. Volveré si me avisas.
Gracias
Mil besos de ternura
Sor.Cecilia

Antorelo dijo...

Interesante relato, ya veremos cómo continúa.
Abrazos

kanet dijo...

hola mi querida voladora, esto es demasiado extenso para mi en estos tiempos actuales. No dudo de que pueda ser interesante y que tu esfuerzo te habrá costado, pero lo siento, mi tiempo es limitado y esa lectura me lo resta en demasía.
Pero aún así me paso a desearte que esta semana se inicie de lo mejor y que siga así.
Nos leemos en mi espacio jeje que ahí se me hace más sencillo de estar por cada uno de vosotros, aunque no sea enseguida :D
Besitos azules mi querida Lady, muasssssssssssssssss

mientrasleo dijo...

Pues a mi me gusta y que no acortes por ser un blog.
Escribes de una forma suelta y con letras dulces. Por eso he sonreído al ver la foto de Meg Myan, dulce igualmente.
Muy armónico.
Ahora... toca esperar
Besos

La Dame Masquée dijo...

Muy bien, madame, veo que ha decidido continuar. Me intriga esa muñeca de trapo, y también todo eso sobre lo que Alba no desea ser interrogada.

Feliz comienzo de semana

Bisous

Elizabeth Bowman dijo...

¿Ves como no es tan difícil? Ya te dije en su momento que escribir es tan solo cuestión de dejarse llevar, de liberarse de prejuicios y timideces tontas y plasmar en papel (en pc en este caso jejejee) todo lo que discurre por nuestra cabeza. Al final tejiendo sueños e hilvanando desvaríos puede acabar saliendo una bonita historia.

Me gusta que Alba no sea un mocita boba (Jane Austen también dejó en su momento a las jóvenes en edad casadera a un lado para centrarse en una heroína más madura y sensata: Anne Elliot) pues al fin y al cabo en la frontera de los cuarenta una mujer está en la flor de la vida. Demasiado experimentada para dejarse mingunear por nadie y demasiado joven para dejar a un lado sueños y emociones que hagan latir un corazón medio aletargado.

¿Y nuestro Nicolas Cage? ¿Ahora se nos quiere vestir de uniforme? Con gabardina está bien jejejejeje

Besos y te leo, reina.

anne wentworth dijo...

vamos bien.... me gusta mucho la historia, aunque soy afin a Alba en una cosa.... seguiremos al pendiente, aunque sospecho que ya sé quién le va a quitar lo triste....
besos!!!

Wendy dijo...

Chema,

Veo que te está interesando la trama, tenemos a Alba en punto muerto pero todo apunta a que tendrá que seguir caminando, pero ¿Cómo lo hará? eso es lo que, aun, no sabemos, hay temas en los que no quiere ahondar porque no se siente fuerte, de momento, démosle tiempo tal y como hace Daniel.
Besos de gracias.

Anna Soler,

Gracias, preciosa, es la primera vez que escribo algo tan largo en plan novela.
Besos.

Aglaia,

Eres una cajita de sorpresas, desde que he leído tu entrada estoy con curiosidad por saber que harás finalmente, en todo caso publicaras tu trabajo y estoy expectante, como todas.
Alba ha salido de una mala racha, pero ¿habrá salido realmente o aún le quedan temas pendientes?
Un beso, amiga.

Wendy dijo...

Manuel,

Creo que ya estarás de vacaciones y como dijiste desconectado de todo, nada que ver con el estado actual de Alba, pobrecilla, le iría bien divertirse.
Disfruta mucho y nos vemos a tu vuelta.
Besos.

Roos,

¿En serio? No sabes lo que me alienta leer vuestros comentarios, cuando escribí el primer relato no pensaba darle continuidad y ¡ya ves! Alba y Daniel siguen avanzando, no se bien por donde van sus caminos y será algo que tendremos que ir descubriendo juntas si os apetece.
Oscar es un enigma ¿de qué palo ira? Jajajja, no me digas que no es divertido.
Un beso de invierno que ya estáis con frio.

Carmela,

Apostillas: “escribas lo que escribas” ¿te das cuenta de lo importante que es para mí? Tengo que agradecer la amistad y confianza que me brindas, gracias, preciosa.
Un beso.

El Drac,

Alba es una mujer adulta a pesar de en estos momentos no sabe bien quien es, tendrá que bucear dentro de sí misma para resurgir, pero ¿volverá a ser la misma? Tengo mis dudas.
Gracias por el interés que muestras en esta historia.
Un beso.

Laura Uve,

Si fuésemos a las pelu todas las que nos cortamos el pelo cuando las cosas van mal…jajajjaj, la petaríamos, es algo muy femenino.
Gracias y un beso.

Wendy dijo...

Ana Mª (Jabonera),

¿Tú también? Jijiji, ya le decía a Laura V lo que creo, como somos ¡Ayyyy! Bueno, de vez en cuando no va mal sanear el pelo.
Besos mi primorosa y perfumada amiga.

Mari Cari,

Necesita reír, no hay duda, espero que encuentre pronto motivos para hacerlo y pronto, la voy a mandar unos días al Jardín, seguro que contigo se va espabilando, jajjajaj.
Un beso, corazón.

Raquel Campos,

Alba ya no es una adolescente, ahora está muy hundida y necesita ayuda pero confiemos en que sepa seguir adelante, pienso que tiene buena pasta.
Gracias por venir y besos.

Wendy dijo...

Katy,

Habéis llegado hasta aquí para leer sobre Alba y Daniel por segunda vez y sí seguís interesadas me da pie para seguir escribiendo sobre ellos, es novedoso para lo que acostumbro a hacer así que poco puedo prometer, iré haciendo a ver qué pasa, estoy acojonadita, jajjajajja
Feliz semana para ti también.

Tracy,

Lo intentaré, en serio y pondré todo mi interés.
Un beso, amiga.

Citu,

Creo que para Alba ya ha pasado lo peor, ahora está entre gente que la quiere.
Yo que te imaginaba con abrigo y bufanda y resulta que estás en bikini tomando helados, jajjaja, entonces ¿seguís las estaciones como nosotros? Me resulta curioso.
Besos mi dulce amiga.

Sor Cecila,

Qué alegría me da leerte pero me apena saber que apenas dispones de tiempo con lo que me gusta saber de ti con mayor frecuencia, no te preocupes entiendo tus limitaciones, todos las tenemos de modo que tranquila iré visitándote a ver por donde andas.
Aún recuerdo el último poema que leí en tu blog en el que hablabas acerca del amor tal y como lo vives ¡uff! Se me ponen los pelos de punta, es tan hermoso..
Cuenta conmigo siempre.
Besos de cariño grande.

Antorelo,

Agradezco tu interés, espero no defraudaros, mi intención es interesaros.
Besos, amigo.

Wendy dijo...

Kanet,

Me enternece el hecho de que llegues hasta aquí a pesar de los contratiempos, sé que estás en época de mayor trabajo así que tiene más mérito, me verás en tu blog no lo dudes, de hecho hoy nos hemos cruzado porque cuando regresaba de dejar un comentario leí el tuyo, jajajja
La semana la tengo densa pero que te voy a decir a ti..
Besitos, reina.

Mientrasleo,

Confieso que me divierte veros interesadas por que mi relato es muy sencillo y en cuanto a la técnica..mejor me callo, jajajja
Te has fijado en lo de Meg, creo que su imagen, su forma de ser va muy bien para el personaje de Alba, la tenemos en un punto muerto, estancada, tendrá que luchar ¿Si?.
Besos, querida.

Madame,

Alba tiene secretos pero no sé si se decidirá a compartirlos o mejor tendría que decir que no sé si se atreverá a abrir la caja de pandora, quizás decida esconderlos en la muñeca ¡quien sabe! Jijijjii.
Me alegra que disfrute con esta lectura, es todo un honor para mi.
Bisous.

Wendy dijo...

Elizabeth Bowman,

Es muy difícil jijijijijij, una cosa es inventar personajes, darles vida y meterlos en situaciones pero eso en nuestra cabeza, querida, lo malo es cuando se trata de plasmarlo en papel o en Word porque ahí llegan los problemas ¿cómo redactar, cómo intercalar los diálogos? y montones de cosas más que, desde luego, no domino. Lo que mejor me sale es lo de dejarme llevar jijijijiji
No, Alba ya no es una mozuela a pesar de que se encuentra en un estado deplorable, creo que de eso debe de ir este escrito, se trata de buscarla para que no se pierda del todo porque vale la pena.
En cuanto a Dani creo que con lo del uniforma quiso quitar hierro en la conversación que tuvo con Alba por teléfono, no le gusta verla tan triste y está sufriendo por ella,y no, no le hace falta uniforme a nuestro Nicolas.
En cuanto termine con esto voy a verte.
Besos, princesa.

Anne,

¡No me digas que también te cortas el pelo! jijijjijijjj, no me hagas caso es que, ahora, me dejas intrigada.
¿Estás pensando en Oscar, tal vez? Jajaj.
Besos, querida.

Frankie dijo...

Solo le faltaba eso a Alba: haber tenido problemas en el pasado y que u desconocido le regalara una muñeca de trapo. Seguro que Daniel ya no la deslía de ese entuerto. (No sé, especulo, jaja)

Besos.

Wendy dijo...

Frankie,

Especula a tu gusto, no te prives así me vas dando ideas, tenemos a Albano está en su mejor momento.
¡Besos!

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

ya de vuelta y antes de que me olvide.
En mi blog tienes un premio, por ser una excelente escritora.te lo mereces.
Leo hoy mejor, es más temprano.
La historia que nos presentas es la típica mujer que se siente desvalida, acostumbrada a ser dependiente del esposo. No asume la ruptura, que siempre es dolorosa y se refugia en sus padres. Hoy, al descubrir el espejo, se dio cuenta que no se gustaba. Espero que ello, la haga cambiar y dejarse ayudar para ser independiente y empezar de nuevo, a pesar de sus 40 años.
Te dejo mi ternura con un beso
Sor.Cecilia

Wendy dijo...

Gracias, Cecilia, voy corriendo a verte.

princesa jazmin dijo...

Ay Wendy Wendy, no puedo creer lo que tardé en llegar a tu nueva casa!!hola querida y bienvenida de nuevo!ya sé que volviste hace tiempo pero recién logré ponerme al día.
En primer lugar, me hace feliz tu regreso porque siempre me han encantado tus entradas y soy miembro del Club aunque no haya podido colaborar nunca por falta de tiempo, pero he leído y disfrutado de todos los encuentros, me alegra que estés bien y con nuevas energías para escribir. Qué bueno que decidiste mantener el blog, el nuevo nombre es precioso.
Qué bonito el relato que estás compartiendo y adoré tu artículo del jardincillo y la nueva propuesta de viajar juntas. Tu paseo a Bétera fue fantástico, me sentía allí paseando a tu lado, realmente.
Esta vez sí voy a tratar de participar, comenzaré a pensar ya mismo en un lugarcito de mi ciudad que pueda compartir.
Bueno, te dejo con la alegría del reencuentro, y es un placerazo volver a leerte.
Besos a montones!
Jazmín.

Wendy dijo...

Princesa Jazmin,

Pero que veo, de nuevo activa, eso si es buena noticia, veo que el tiempo es cruel con todos, no nos deja mucho tiempo para andar con caprichos ¿verdad? Y menos ahora con lo torcidas que están las cosas, pero es momento de celebrar tu vuelta y lo mejor que se me ocurre es ir a visitarte enseguida, ¡voy!
Un beso.

LADY DARCY dijo...

Querida y entrañable hermana, veo con mucho agrado que has decidido continuar este relato. Alba se nos presenta como una mujer en edad madura pero no por ello, estable. Empiezan a surgir antiguos demonios, frustraciones e inseguridades. Espero que Dani sea la mano amiga o alguien verdaderamente especial que logre rescatarla del pozo de soledad en el que ha caído.
Hasta la próxima semana, mi siempre querida Wen.

Besos miles.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

!Ay! me olvidé, mi blog está protegido, para llevarte el premio ves a:
http://premios-estoy-a-tu-lado.blogspot.com.ar/
Con ternura tu amiga
Sor.Cecilia

Anakonda61 dijo...

Hola peciosa...me alegra mucho ver que has recogido la invitación de todos los que te pediamos la continuación del relato...estoy enganchada, me pica la curiosidad por conocer las vivencias de Alba, creo que todas en algun momento nos hemos sentido como ella y eso de los cambios de look coincidiendo con una ruptura sentimental me suena muchísimo...Wen eres muy buena escribiendo, el relato es ameno con una escritura fluida y siempre nos dejas con ganas de seguir leyendo...
Un besazo!!!!!

Elia dijo...

Enganchadas nos tienes...
es amena y nos dejas con ganas de más,
un abrazo, siempre es un placer visitar tu mundo!

besos

eljardidnemiduende ^^

Princesa Nadie dijo...

Querida Wen
Veo que no soy la única que se ha quedado enganchada con tu historia y que espera una continuación
El fin de curso fué muy estresante y apenas tenía tiempo de asomarme al blog y si lo hacía era un vistazo deprisa y corriendo
Espero tener más tiempo a partir de ahora
Un Beso

Wendy dijo...

Lady Darcy,
Me declino por pensar que Alba ha tenido una vida cómoda, ha hecho lo que ha querido sin carencia alguna y todo lo que le ha sucedido le ha venido grande porque no estaba preparada para afrontarlo.
Gracias por venir y un beso.

Sor Cecilia,

Menos mal que regresaste para indicar el camino ya que, efectivamente, la imagen no se puede coger de tu blog.
Mil gracias una vez más.

Wendy dijo...

Anakonda,

Que buena eres con mis pobres historias, soy consciente de que no son más que bagatelas, no es nada facil escribir una novela y no hago más que decirme: zapatero a tus zapatos, jijij, empiezan los nuevos turnos de verano y eso implica muchas más horas de trabajo con lo que Alba y Daniel tendrán que irse de vacaciones.. En fin...c'est la vie.
Agradezco tu cariño, besos.

Princesa Nadie,

No voy a tener un largo y dulce verano como ya te he comentado de modo que este proyecto, también, tendré que retirarlo por ahora con lo bien que me lo estaba pasando, me esperan dos meses terribles ¡Agggg!
Un beso.

Wendy dijo...

Elia,

Me gusta saber que te sientes bien en mi pequeño mundo, vosotras sois las que lo hacéis especial, sin duda.
Un beso.

Jennieh dijo...

Me encanta que Alba sea alguien mayor, que mal que las cosas para ella no salieran como esperaba. La vida siempre nos puede sorprender y creo que Alba no será la excepción.

Creo que las mujeres tomamos muy en serio eso de los cambios, aunque particularmente yo no me cortaría el cabello.

Ah, y me gusta esa obsesión de Daniel por parecer un detective, jajaja.

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...